0

ESTAMOS A SALVO

Posted on Jun 13 , 2014 in Devocionales

Estamos a salvo179746_356375381150921_269249368_n

Marvin Williams
LEA: 1 Pedro 1:3-5
Dios […] nos hizo renacer para […] una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos… —1 Pedro 1:3-4
Biblia en un año:
Esdras 6–8
Juan 21
El Depósito de Lingotes de los Estados Unidos en Fort Knox es una fortaleza que almacena 5.000 toneladas de lingotes de oro y otros artículos preciosos encomendados al cuidado del gobierno federal. Está protegido por una puerta de 22 toneladas y varios elementos de seguridad: alarmas, cámaras de video, campos minados, alambre de púas, cercas electrificadas, guardias armados y helicópteros. Por su nivel de seguridad, se considera uno de los lugares más seguros del mundo.

Por más seguro que sea ese sitio, hay otro lugar que lo supera, y está lleno de algo más precioso que el oro: el cielo contiene nuestro regalo de la vida eterna. El apóstol Pedro alienta a los creyentes en Cristo a alabar a Dios por tener «una esperanza viva», una expectativa confiable que crece y se fortalece a medida que aprendemos más de Jesús (1 Pedro 1:3). Y nuestra esperanza está basada en el Cristo resucitado. Su regalo de la vida eterna nunca se arruinará por el ataque de fuerzas hostiles. Jamás perderá su gloria ni su frescura, porque Dios la ha mantenido a salvo en el cielo y seguirá haciéndolo. No importa el daño que pueda sobrevenirnos en nuestra vida en la Tierra, ya que Dios protege nuestra alma. Nuestra herencia es segura.

Como una caja fuerte dentro de otra caja fuerte, Dios protege nuestra salvación, y estamos seguros.

El cielo es el lugar más seguro para tener una herencia.

FUENTE: http://rbclatino.org/