0

PONER LA PALABRA A TRABAJAR

Posted on Jan 16 , 2014 in Reflexiones

jesus roca miaEl domingo pasado aprendimos como podemos poner en práctica la palabra de Dios, como la podemos poner a trabajar y no sólo escucharla, sino también aprender a obedecerla, por eso con respecto a ésta enseñanza vamos a revisar en Mateo 7:24-29

“El prudente y el insensato

24 »Por tanto, todo el que me oye estas palabras y las pone en práctica es como un hombre prudente que construyó su casa sobre la roca. 25 Cayeron las lluvias, crecieron los ríos, y soplaron los vientos y azotaron aquella casa; con todo, la casa no se derrumbó porque estaba cimentada sobre la roca. 26 Pero todo el que me oye estas palabras y no las pone en práctica es como un hombre insensato que construyó su casa sobre la arena. 27 Cayeron las lluvias, crecieron los ríos, y soplaron los vientos y azotaron aquella casa, y ésta se derrumbó, y grande fue su ruina.»

28 Cuando Jesús terminó de decir estas cosas, las multitudes se asombraron de su enseñanza, 29 porque les enseñaba como quien tenía autoridad, y no como los *maestros de la ley.”

En esta historia Jesús nos dice de dos constructores, el uno que era sabio y otro insensato pero los dos tenían cosas similares para la construcción:

  • Un mismo deseo
  • La misma capacidad
  • Los mismos recursos
  • Las mismas circunstancias

Hay dos puntos importantes que debemos tomar en cuenta para poner la palabra en práctica:

1)      No solo debo escuchar, sino que debo entender y obedecer la palabra de Dios.

En ésta historia los dos también tienen sus diferencias y eso lo podemos encontrar en los siguientes versículos 24 y 26.

También podemos leer los siguientes pasajes de la biblia:

Romanos 2:13

Santiago 1:22

Hebreos 13:7

2 Corintios 3:6

 

2)      El fundamento de mi vida llega en tiempos difíciles.

En cuanto a los dos constructores podemos leer en Mateo 7:25 todo lo que el constructor sabio hace y en Mateo 7:27 todo lo que el constructor insensato hace.

Podemos leer en los siguientes pasajes:

Job 5:7

Santiago 1:2

2 Samuel 24:24

Mateo 6:33

Filipenses 2

Efesios 2:19-22

 

REFLEXIÓN:

  • Si queremos construir debemos primero aprender a escuchar y obedecer, seamos más bien como el constructor sabio, ya que podemos tener cosas similares entre los constructores sabios e  insensatos, pero debemos aprender a obedecer la palabra de Dios, para evitar ser un constructor insensato.
  • Un hombre sabio pone en práctica la palabra de Dios.
  • Realmente debe ser o mejor dicho es una gran decepción si sólo escuchamos sentados y no ponemos en práctica la palabra, no se trata de imitar acciones de los pastores o los líderes de las iglesias, se trata de imitar la FE que ellos ponen en la palabra de Dios.
  • Lo que debemos aprender es a capturar el corazón por eso debemos dar lo mejor de nosotros a Dios.
  • La base que podemos tener se la construye en privado, en nuestra relación con Dios.
  • Muchas veces no somos diferentes de los niños, porque ellos no saben lo que hacen, y nosotros cuando  no tenemos nuestra base con Dios, estamos en la misma situación de los niños y no sabemos realmente que estamos haciendo.
  • Construyamos nuestra casa sobre la piedra angular, Jesús es la piedra en la cual debemos construir.
  • No debemos perder el tiempo sin saber qué hacer, más bien valoremos el tiempo de Dios ya que es muy importante compartir nuestra vida con  Él.